Copa Asiática 2019: Irán va por la gloria pese a las dificultades

Copa

El equipo de la República Islámica no tuvo una preparación fácil para el torneo, pero aún así se ilusiona en base a un plantel talentoso. Irak, la ascendente Vietnam y el debutante Yemen serán sus rivales en el Grupo D.

IRÁN: HERIDO POR LOS PROBLEMAS DE SIEMPRE, SE ILUSIONA CON CORTAR LA SEQUÍA

La confusión y la incertidumbre se han convertido en compañeros constantes para el equipo nacional iraní, pero el entrenador Carlos Queiroz buscará hacer a un lado esas distracciones y terminar con la sequía de 43 años en la Copa Asiática.

Irán levantó por última vez el trofeo más codiciado del fútbol asiático como local en 1976, cuando completó la tercera de tres victorias consecutivas en el campeonato que hacen que el país sea uno de los más exitosos del continente.

Pero a pesar de todos sus logros desde que derrotó a Kuwait para completar el ‘hat-trick’, un currículum que incluye cinco apariciones en la Copa del Mundo y tres medallas de oro en los Juegos Asiáticos, el título que la nación más desea ha sido difícil de alcanzar.

Irán se dirige a Emiratos Árabes Unidos como uno de los favoritos, a pesar de que a Queiroz se le han negado los servicios de Saeid Ezatolahi, de Reading, una presencia influyente en el corazón del equipo, debido a una lesión.

La ausencia del jugador de 22 años es la última de una serie de problemas que dificultan los preparativos del equipo, y el futuro de Queiroz es una gran distracción desde el cierre del Mundial 2018.

Después de que Irán quedó eliminado en la primera fase en Rusia, las autoridades del fútbol iraní ignoraron las demandas de Queiroz de un nuevo contrato de cuatro años y las dudas sobre su futuro se mantendrán hasta que termine la Copa Asiática.

Mientras tanto, el delantero estrella Sardar Azmoun, sorprendió a muchos cuando anunció su retiro internacional en respuesta a los reproches que el joven de 24 años recibió tras una deslucida actuación en el Mundial.

A principios de diciembre surgieron otros problemas con el riesgo de una prohibición internacional de la FIFA y la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) por la interferencia del gobierno en los asuntos de la federación nacional.

El equipo también ha sufrido problemas de financiación, mientras que la decisión del gobierno de Estados Unidos de imponer sanciones a Teherán ha dificultado que el portugués Queiroz prepare adecuadamente a su equipo para el torneo.

Pero el estrecho vínculo entre Queiroz y el exseleccionador y actual entrenador de Persépolis, Branko Ivankovic, ha permitido que Irán acuda al torneo con varios jugadores del subcampeón asiático de clubes y cuente con un plantel talentoso.

Además, el portugués convenció a Azmoun de dar marcha atrás en su decisión de retiro y él lidera un plantel que cuenta con 18 de los 23 jugadores que fueron a Rusia.

IRAK: NOMBRES NUEVOS Y DEMASIADOS CONFLICTOS AFECTAN LAS ILUSIONES

Irak, campeón contra todo pronóstico en 2007, no pudo aprovechar el impulso para dar un salto en su fútbol y, desde entonces, los Leones de Mesopotamia han sufrido demasiadas preocupaciones de seguridad en casa que tienen un gran impacto en los preparativos.

Aún así, Irak llegó a semifinales en 2015, cuando perdió ante Corea del Sur, pero muchos de los jugadores de renombre que lideraron esa campaña se han retirado.

El entrenador esloveno, Srecko Katanec, se hizo cargo en septiembre, pero su equipo ha tenido problemas para marcar goles este año, lo que podría complicar su paso del Grupo D a las fases eliminatorias.

VIETNAM: UN EQUIPO EN ASCENSO CON EL ÁNIMO POR LAS NUBES

El surcoreano Park Hang-seo ha transformado las expectativas en Vietnam al llevar a un equipo de jugadores menores de 23 años a la clasificación a la Copa Asiática y las semifinales de los Juegos Asiáticos en agosto.

El equipo mayor coronó esa seguidilla y desencadenó más celebraciones salvajes en todo el país cuando derrotaron a Malasia en la definición del Campeonato del Sudeste Asiático en diciembre.

Actualmente, el equipo vietnamita sostiene una impresionante racha de 18 partidos sin derrotas, la mejor seguidilla sin derrotas vigente a nivel selecciones, lo que le permitirá llegar sin caídas al debut en el Grupo D.

Emparejado en un grupo difícil, Vietnam buscará al menos igualar su única aparición en los cuartos de final como co-anfitriones en 2007, pero algunos en el país están empezando a creer que Park y sus jugadores pueden lograr cualquier cosa.

YEMEN: UN DEBUT ATRAVESADO POR LOS FLAGELOS DE LA GUERRA

Yemen hará su debut en la Copa Asiática en Emiratos Árabes Unidos después de clasificarse como escolta de un grupo ganado por Filipinas y que tuvo también a Tayikistán y Nepal.

La guerra civil de casi cuatro años ha tenido un gran impacto en los preparativos del equipo, que no ha podido jugar como local por la situación de seguridad.

También han sufrido un cambio de entrenador, con la llegada del eslovaco Jan Kocian en reemplazo de Abraham Mebratu en octubre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *