Copa Asiática 2019: Emiratos Árabes Unidos, a la conquista como local

Copa

El equipo dirigido por el italiano Alberto Zaccheroni lidera el Grupo A con buenas perspectivas de avanzar. Tailandia, India y Bahréin completan la zona.

EMIRATOS ÁRABES UNIDOS: DE LA MANO DE ZACCHERONI Y SIN OMAR ABDULRAHMAN

Alberto Zaccheroni sabe lo que se necesita para ganar una Copa Asiática, pero si quiere tener éxito con los Emiratos Árabes Unidos como lo hizo con Japón en 2011, el entrenador italiano tendrá que hacerlo sin uno de los talentos sobresalientes de la nación anfitriona.

El encantador toque de Omar Abdulrahman ayudó a llevar a su país al tercer lugar en Australia hace cuatro años, pero una lesión en la rodilla dejó al mediocampista al margen para el torneo que va del 5 de enero al 1 de febrero.

Zaccheroni, sin embargo, siempre ha sido conocido por su creatividad táctica y cualquier escuadrón a cargo del ex Milan, Inter de Milán y Juventus puede jugar un estilo de ataque.

Siete jugadores del club más exitoso del país, Al Ain –que viene de ser finalista del Mundial de Clubes- forman parte de la escuadra de 23 hombres de Zaccheroni, incluidos el arquero Khalid Essa y los hermanos de Omar, Amer y Mohamed Abdulrahman.

Sin embargo, los delanteros Ahmed Khalil, de Al Ahli, y Ali Mabkhout, de Al Jazira, son las principales armas del combinado emiratí. Pero la falta de solidez defensiva amenaza la potencia ofensiva del equipo de Zaccheroni, que solo ganó 4 de los 16 encuentros que disputó desde su debut en octubre de 2017 y corre riesgo de verse fuera mucho antes de que su contrato expire el 1 de febrero.

TAILANDIA: RAJEVAC LIDERA A UN EQUIPO QUE BUSCA DAR EL SALTO

El serbio Milovan Rajevac ha llevado a Tailandia a su primera Copa Asiática en más de una década con la esperanza de cambiar las actitudes y los resultados en un país cuya pasión por el fútbol ha superado el desempeño a nivel continental.

Tailandia ha dominado el sudeste asiático desde su última aparición en la Copa Asiática en 2007, ganando el Campeonato Regional de la ASEAN en dos ocasiones, solo para seguir sin llegar a la escala superior del continente.

Si bien no han podido desafiar a naciones líderes como Japón y Corea del Sur, Rajevac confía en que su equipo pueda dejar su huella en los Emiratos Árabes Unidos.

“Pudimos pasar mucho tiempo juntos en el Campeonato de la ASEAN y en la Copa Asiática buscaremos lograr algo que no hayamos conseguido antes. Nuestra expectativa mínima es pasar a octavos de final, aunque eso no nos va a satisfacer. Intentaremos ir paso a paso”, confiesa Rajevac.

Tailandia no ha avanzado a las rondas eliminatorias de la Copa Asiática desde su aparición en semifinales en 1972.

Rajevac ha traído un estilo más pragmático al equipo desde su llegada en abril del año pasado y ese enfoque ha provocado presión sobre el exjugador de 64 años entre los aficionados, que exigen atacar y mostrar un fútbol más atractivo.

El escrutinio de sus métodos aumentó en diciembre cuando una derrota sorpresiva ante Malasia en las semifinales del Campeonato de la ASEAN puso fin a sus esperanzas de un tercer título regional consecutivo.

Sin embargo, todo es parte de una imagen más grande para el serbio, quien le dará la bienvenida a Chanathip Songkrasin, Teerasil Dangda y Theerathon Bunmathan después de que se perdieron el torneo debido a los compromisos de su club, aunque tendrá la sensible baja del portero Kawin Thamsatchanan –quien ataja en el OH Leuven de la segunda división de Bélgica-, quien ha sido descartado por lesión.

INDIA: UN BANCO DE PRUEBAS PENSANDO EN 2026

India espera utilizar la Copa Asiática como un elemento clave para lograr el sueño de clasificarse al Mundial de 2026, pero aún quedan dudas sobre la calidad de la selección que acudirá a Emiratos Árabes Unidos.

India tiene una población de 1.300 millones de habitantes, pero la obsesión y el éxito de la nación en el campo de cricket le ha dejado un bajo rendimiento masivo en el campo de fútbol.

La selección nacional ocupa el puesto 97 en el ranking de la FIFA y aún no ha jugado una Copa del Mundo, pero el presidente de la Federación de Fútbol de India, Praful Patel, confía en que su cuarta participación en la Copa Asiática será un paso vital.

La clasificación de India para la Copa Asiática 2011 en Qatar fue más un ejemplo de entrar por la puerta trasera cuando el país logró el pase al ganar la Copa de Desafío de la AFC, un torneo para las naciones con la clasificación más baja del continente.

Esa fue su primera aparición desde 1984 y, aunque siguen siendo la fuerza dominante en el sur de Asia, todavía está muy por detrás de las potencias regionales de Japón, Australia, Corea del Sur, Irán y Arabia Saudita.

No lograron clasificarse para la Copa Asiática 2015 y la decisión de la Confederación Asiática de Fútbol (AFC) de aumentar el número de finalistas de 16 equipos a 24 ha ayudado al país a regresar al torneo.

India, dirigida por el entrenador inglés Stephen Constantine, cuenta con Sunil Chhetri como el único sobreviviente del equipo de 2011 que perdió los tres juegos del grupo en Qatar. Su total de 65 goles en 103 partidos internacionales desde su debut en 2005 lo convierte en el delantero más prolífico de India.

Comparando la preparación del equipo actual con el que jugó en el torneo hace ocho años, Chhetri dijo que el equipo de 2011 estuvo junto durante seis meses, mientras que el plantel actual ha estado ocupado jugando para sus clubes en las ligas nacionales.

Una plantilla de 28 miembros salió de India hacia Abu Dhabi el 20 de diciembre para prepararse para el torneo cuatrienal y jugó un amistoso contra Omán (0-0), mientras que otros equipos asiáticos han contado con una serie de partidos.

BAHREIN: LEJOS DE SUS MEJORES ÉPOCAS

Bahrein participará de la Copa Asiática por quinta vez consecutiva, pero el equipo del checo Miroslav Soukup ve muy difícil emular los logros de sus predecesores más ilustres a pesar de su progreso relativamente sostenido hacia el torneo continental.

El combinado llegó a las semifinales en 2004 antes de perder la clasificación para los Mundiales tanto en 2006 como en 2010.

Sin embargo, el talento en la escuadra actual no alcanza esos niveles, y es poco probable que Bahrein se encuentre entre los retadores al final del torneo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *