Especial 2018: La caída de Alemania, otra frustración de Messi y el desconcierto de Sampaoli

Informe

Rusia 2018 no fue el mejor escenario para varios de los ‘gigantes’, pero pocos imaginaban una tarea tan floja como la de Alemania. La ‘Mannschaft’ tuvo un año para el olvido, que coronó con el descenso en la Liga de Naciones de la UEFA. También fue otro año de pesadilla para Argentina, que vio nuevamente a Lionel Messi ensombrecido bajo un liderazgo tormentoso de Jorge Sampaoli.

SELECCIÓN DECEPCIÓN: ALEMANIA

Alemania llegaba lejos de su brillo habitual a Rusia 2018. Pero nadie esperaba una caída tan estrepitosa de la campeona del mundo de 2014: derrota en el debut ante México, victoria agónica ante Suecia y declive ante Corea del Sur marcaron su salida en primera ronda, algo que no ocurría desde 1938. Su 22° puesto significó su peor actuación en el torneo (al que solo faltó en la edición inaugural de 1930 y en la de 1950, cuando su participación estuvo prohibida). La renovación prometida por Joachim Löw no funcionó, la brecha generacional quedó marcada y los relevos no estuvieron a la altura. Esa tendencia se profundizó en la etapa pos-Mundial, cuando sufrió el descenso a la B en la flamante Liga de Naciones de la UEFA, tras sumar un empate y una caída ante Francia e idéntico récord ante Holanda. El peor año de la ‘Mannschaft’ cerró con sólo 4 victorias (Arabia Saudita, Suecia, Perú y Rusia fueron sus víctimas, equipos de menor relieve), 3 empates y 6 derrotas. Y lo peor, con muchas dudas sembradas para el futuro.

JUGADOR DECEPCIÓN: MESSI

Que Lionel Messi es una víctima más del caos que reina desde hace años en el fútbol argentino no es una novedad. Que sin él, la clasificación de Argentina a Rusia 2018 hubiera sido imposible, está más que demostrado. Que no podía convertirse en salvador de un equipo que nunca tuvo timón, eso estaba claro. Sin embargo, la tarea de la ‘Pulga’ en el Mundial estuvo aún por debajo de lo esperado. Frustrado de antemano, al 10 argentino se lo vio apagado, falto de rebeldía, sin capacidad para, al menos, sacar la cara frente a la adversidad. Contaminado por una atmósfera tóxica, Messi se dejó llevar por la marea sin oponer resistencia y –salvo por sus destellos frente a Nigeria, con gol incluido- se despidió del (¿último?) Mundial sin dejar nada en la cancha. En la etapa pos-Rusia 2018, Argentina inició una reconstrucción total, sin el ‘10’, que se ha mantenido gobernado por el silencio y no ha dado indicios sobre si volverá a tener un futuro con la ‘albiceleste’.

ENTRENADOR DECEPCIÓN: SAMPAOLI

Jorge Sampaoli llegó a Argentina con la misión de darle brillo a un equipo enredado, frustrado y cuestionado, en el marco de una desorganización total del fútbol de su país. Su estilo de juego, sus antecedentes exitosos con Chile y la idea de que podía ser capaz de darle el entorno necesario a Messi para brillar lo catapultaron al puesto de seleccionador. Rápidamente, su pobre desempeño en las Eliminatorias le hicieron perder crédito y la aparición salvadora de Messi ante Ecuador le dio el pase al Mundial de Rusia 2018. La ilusión de que, ya sin el peso de una posible eliminación el equipo pudiera aparecer se desvaneció casi sin iniciar. En marzo, España le propinó un 6-1 que anticipó lo peor. Argentina transitó su preparación a Rusia envuelta en desorden, solo tuvo la goleada despedida ante Haití y la concentración en Barcelona para delinear. Y Sampaoli solo imprimió caos: nunca definió una idea ni un estilo, titubeó y falló en el armado del plantel, transitó la previa con un posible equipo que jamás apareció en el Mundial, modificó sistemas y nombres en cada encuentro, demostró escasa capacidad de liderazgo de un plantel plagado de egos muy fuertes, se encaprichó en sostener jugadores de escasa jerarquía (caso Maximiliano Meza) y dejó sin minutos a otros que podían haber aportado algo diferente (caso Giovanni Lo Celso). En definitiva, no entregó ningún aspecto positivo y quedó marcado para siempre en su oscuro paso por Argentina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *