Especial 2018: La Francia de Griezmann y Mbappé se consagra, la Bélgica de Martínez termina en lo más alto

Informe

En un año marcado por el Mundial de Rusia 2018, es imposible no destacar a Francia como la selección del año, sustentado en un cada vez más completo Antoine Griezmann y el ascendente Kylian Mbappé. Pero Bélgica, bajo la conducción magistral de Roberto Martínez, finaliza 2018 como líder del Ranking FIFA.

MEJOR SELECCIÓN DEL AÑO: FRANCIA

Ganó el Mundial de Rusia 2018 y ese es mérito suficiente para destacarla como la mejor selección del año. Pero, además, se llevó el trofeo dando una muestra de autoridad: sin entregar ‘fútbol champagne’, mantuvo un andar invicto, con 6 triunfos y solo un empate (0-0 con Dinamarca en el cierre de la fase de grupos); estuvo abajo en el marcador solo una vez en el torneo (1-2 ante Argentina en octavos de final); anotó 14 goles y recibió 6; mantuvo la valla invicta en 4 de sus 7 encuentros; en la fase eliminatoria, ganó todos sus encuentros en los 90 minutos. En definitiva, un sólido camino que le sirvió para llevarse un Mundial marcado por el dominio europeo y la caída de los ‘gigantes’.

MEJOR JUGADOR DEL AÑO: GRIEZMANN

A nivel individual, Luka Modric ha dominado los premios este año. Líder de Real Madrid y de la Croacia finalista de la Copa del Mundo, para muchos resultó el mejor jugador del mundo en 2018. Sin embargo, en un año mundialista, cuesta no poner por encima de todo al comandante del campeón del mundo. Ése fue Antoine Griezmann. Al margen de sus logros con el Atlético Madrid (fue campeón de la Europa League), Rusia 2018 marcó la confirmación de un jugador cada vez más completo: a su faceta goleadora (junto a Mbappé lideró la tabla de anotadores de Francia con 4 tantos) le sumó una enorme capacidad de conducción: pausa, visión de juego, aceleración cuando ameritaba. Se movió por todo el frente de ataque y fue partícipe directo en 6 de los 14 goles de ‘Les Bleus’ en el certamen (a sus cuatro goles le sumó dos asistencias). Con presencia ideal en los 7 encuentros, 570 minutos jugados y 65,6 kilómetros recorridos en promedio, Griezmann fue el conductor del indiscutido campeón del mundo.

MEJOR JUGADOR JOVEN: MBAPPÉ

El ladero ideal de Griezmann en Rusia 2018 fue Kylian Mbappé. Si alguno aún desconocía las condiciones del joven oriundo de Bondy, el Mundial fue su escenario global: explosivo, gambeteador, definidor. Aún con algunas lagunas, fue el hombre más desequilibrante en la Francia campeona del mundo y, junto a Griezmann, fue el máximo anotador del equipo con 4 tantos. Con apenas 20 años, el hombre que supo brillar en Mónaco y ahora tira paredes con Neymar en París Saint-Germain está llamado a ser uno de los grandes jugadores de la nueva era.

MEJOR ENTRENADOR: MARTÍNEZ

Didier Deschamps es el entrenador campeón del mundo y, desde su conducción pragmática, lideró a su equipo de estrellas a lo más alto. Pero es difícil encontrar un sello característico en su equipo, que a veces parece jugar a pesar de él. Por eso, 2018 deja otro entrenador para destacar, uno que, sin gran cartel, le impuso su forma a un combinado que tenía tanto talento como decepciones en las grandes citas. La Bélgica de Roberto Martínez se recibió de gran seleccionado en Rusia 2018 y entregó algunos de los mejores momentos de fútbol en la Copa del Mundo. Cultor del buen manejo de la pelota y de las combinaciones de toque y velocidad, Martínez encontró un grupo de jugadores a su medida. Pero lejos de atornillarse en su estilo, el entrenador mostró versatilidad para modificar esquemas y hasta apostar por modificar la posición de sus jugadores: así Romelu Lukaku sobresalió por su capacidad y potencia, aún jugando por momentos fuera del área; Eden Hazard se erigió como figura jugando en todo el frente de ataque; o Kevin De Bruyne asumió la conducción desde el círculo central. El punto más alto fue el encuentro de cuartos de final frente a Brasil, partido en el que Martínez rompió con su 3-4-2-1 habitual, reforzó las bandas y ensayó diferentes variantes a lo largo del encuentro para ganarle la batalla futbolística y táctica a la Verdeamarelha de Tité, candidata al título. Su derrota por la mínima ante Francia en la semifinal y la clara victoria ante Inglaterra para alcanzar el tercer puesto fueron el cierre de un Mundial inolvidable. Y su gran año le permitió a Bélgica terminar en lo más alto del Ranking FIFA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *