Neymar se toma la revancha olímpica y prolonga la maldición de México

Rusia 2018
Brasil se mete en cuartos de final al derrotar a los mexicanos con goles de la estrella del PSG y de Firmino

La venganza es un plato que se sirve frío. Tan frío que Brasil eligió tierras donde el hielo y la nieve hacen acto de presencia durante buena parte del año para devolverle a México el duro golpe recibido seis años atrás en la final de los Juegos de Londres.

En Wembley había varios integrantes de ambos países que repetían en Rusia, pero había especialmente uno que tenía la espina clavada. Neymarse sacó la amargura olímpica y lideró el triunfo sobre el tri para meter a los suyos a cuartos de final del Mundial (2-0). Un gol de la estrella brasileña y otro de Firmino ‘provocado’ por el propio Neymar tumbaron al conjunto norteamericano. Un partido que confirma que la canarinha es uno de las selecciones que más ha crecido estas últimas semanas y que aspira a todo.

La superioridad de la pentacampeona con el paso de los minutos fue creciendo hasta ensombrecer a uno de los combinados más atractivos de esta Copa del Mundo. Sin embargo, el quinto partido sigue siendo una barrera demasiado alta, y por séptima vez consecutiva, la maldición de los octavos de final volvió a aparecer.

Poco se le puede recriminar a México, que no pudo transformar su pasión e ilusión sobre el césped en oportunidades claras ante una Brasil que mezcla a la perfección su seriedad atrás con la fantasía en los últimos metros. A ello se sumó la efectividad de Willian para hacer añicos los sueños de los mexicanos un día después de que en la mayor parte del país se celebrara el giro a la izquierda.

El partido empezó con ritmo; cada selección fiel al estilo de su entrenador. México, con ganas de proponer y osada al presionar la salidas de balón de una Brasil vertical a la vez que bien plantada sobre el césped. Tanto el tri como la canarinha pisaron con asiduidad la meta rival, aunque eran los primeros los que transmitían mejores sensaciones con su fútbol desinhibido. El desastroso partido ante Suecia quedó como un accidente y volvió la México más competitiva.

Para este encuentro Osorio sorprendió dando entrada a Márquez en la medular para aportar su experiencia y ayudar a contener las transiciones rápidas de los brasileños. Funcionó el plan al principio, ya que ni Coutinho ni Neymar, bien vigilados, aparecieron en exceso, pero con el paso de los minutos empezó el sufrimiento.

La calidad de este tipo de jugadores puede aparecer en cualquier momento para romper un partido. Y así lo hizo Neymar en el ecuador del primer tiempo. Con un slalom por la izquierda dejó clavado a Álvarez. Sólo la intervención de Ochoa evitó el primero de la tarde. Desde entonces, el partido dio un vuelco por completo. Brasil se echó encima de su rival y las ocasiones fueron una constante. Gabriel Jesús y Coutinho pusieron en aprietos la portería mexicana, aunque sin encontrar la manera de superar al ‘Memo’, inmenso durante todo el partido.

Pese a los retoques que introdujo Osorio en el descanso, no pudo frenar la avalancha de los brasileños, que no cesaban en su empeño. Especular en este Mundial no es garantía de nada, por lo que los de Tite fueron en busca de gol. No lo encontró Coutinho tras una buena acción, pero sí Neymar. Una jugada preciosa iniciada en la frontal del área con un tacón del jugador del PSG. Willian lo recogió y con un cambio de ritmo rompió la defensa. El centro al segundo palo del jugador pretendido por el Barça lo pescó Neymar, que con mucha fe continuó la jugada y liberó a su selección.

Tanto Neymar como Willian fueron los protagonistas del segundo tiempo. Subieron el nivel varios escalones y entre ambos generaron todo el peligro ante una México fundida por el esfuerzo de la primera mitad y muy inofensiva en los últimos metros. La estrella de Brasil demostró que su progresión en Rusia es un hecho, lo que le hace jugar mucho más suelto, algo que en ocasiones desquicia en exceso a las defensas rivales. Con Layún tuvieron más que palabras e incluso un pisotón intencionado en el tobillo del defensa del Sevilla -suplente esta vez- pudo haberle costado irse a la ducha antes de tiempo.

México no supo encontrar la manera de hacerle cosquillas a una Brasil que más allá de su talento individual ha demostrado ser muy sólida en defensa. El reloj corría y no quedó otra que tomar riesgos, lo que al contragolpe supuso la sentencia definitiva. Fernandinho lanzó a Neymar tras un robo en el centro del campo para que este se quedara frente a Ochoa. El guardameta desvió el tiro sutil del ‘10’, pero el balón manso quedó franco para que Firmino pusiera punto y final al duelo.

Ficha técnicaBrasil, 2 – México, 0

Brasil: Allison; Fagner, Miranda, Thiago Silva, Filipe Luis; Casemiro; Willian (Marquinhos, m.90), Paulinho (Fernandinho, m.80), Coutinho (Firmino, m.86); Gabriel Jesús y Neymar Jr.

Seleccionador: Tite.

México: Ochoa; Edson Alvarez (Jonathan dos Santos, m.56), Ayala, Salcedo, Gallardo; Márquez (Layún, m.46); Guardado, Herrera; Vela, Lozano; y ‘Chicharito’ Hernández (Raúl Jiménez, m.60).

Seleccionador: Juan Carlos Osorio.

Goles: 1-0, m.51: Neymar. 2-0, m.88: Firmino.

Árbitro: Gianluca Rocchi (ITA). Mostró tarjetas amarillas a los mexicanos Edson Alvarez (m.38), Herrera (m.55), Salcedo (m.77) y Guardado (m.90 + 2); y a los brasileños Filipe Luis (m.43) y Casemiro (m.59)

 

 

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *