Rakitic alarga el idilio de Croacia con el Mundial

Rusia 2018
El jugador del Barça da el pase a cuartos al marcar el último penalti de una tanda agónica.

 

Ivan Rakitic apareció en el momento y el lugar en el que pocos desean estar en un Mundial, el último penalti de una tanda que da la clasificación, para dar el pase a Croacia a los cuartos de final, donde se enfrentará a la anfitriona, Rusia, que llegó a la siguiente ronda por el mismo camino ante una decepcionante España.

El jugador del Barcelona batió a un Kasper Schmeichel inmenso que hizo posible que el partido se alargara hasta la fatídica tanda después de pararle una pena máxima a Modric a seis minutos del final de la prórroga. El cerebro croata se sacó un pase de fantasía sobre Rebic, que fue derribado por Mathias Jorgensen, autor del único gol en juego de los daneses en el primer minuto del partido pero no supo acertar el lanzamiento que hubiera evitado el sufrimiento de todo un país.

El hijo de Peter Schmeichel, que vibró en un palco del estadio de Nizhny Novgorod con la hazaña de su hijo, paró otras dos penas máximas en la tanda definitiva, pero su homólogo croata, Subasic, le superó con tres paradas tras salir como un poseso hacia el vestuario -imaginen para qué- antes de volver al campo para compartir honores con Rakitic en la clasificación de su equipo. Dinamarca seguirá sin pasar de unos octavos de final pero la actuación de su portero permanecerá por mucho tiempo en la retina de los aficionados.

El Mundial de Rusia seguirá disfrutando del fútbol exquisito de Croacia, que ante los daneses apareció con cuentagotas. Después de un inicio de locos con dos goles de risa en los cinco primeros minutos, el partido cumplió con lo esperado. Un misil sacando de banda de Knudsen acabó dentro de la portería croata a los dos minutos después de que el remate de Mathias Jorgensen lo rebañara mal Subasic.

Dos minutos después, empató Mandzukic después de que el espigado delantero croata rematara mal y la pelota le diera una segunda oportunidad tras rebotar en la cara de Christensen. A la segunda, ya no falló. Fueron cuatro primeros minutos vibrantes que dieron paso a 86 bastantes previsibles y aburridos, con escasos fogonazos de buen juego, en especial en la primera mitad.

Croacia dominó en la primera parte, pero no mostró el poderío de la primera fase. Delaney secó a Modric y los croatas lo sufrieron. Apenas un par de ocasiones que apenas inquietaron a Schmeichel. Los daneses buscaron los pases largos a Cornelius pero los croatas solo temblaron cuando la cogió Eriksen, que dispuso de la mejor ocasión para desequilibrar el marcador con un tiro a la cruceta a tres minutos del descanso.

Dinamarca fue más incisiva en la segunda parte. Adelantó su línea de presión y su técnico fue introduciendo en el campo jugadores con más carácter ofensivo a medida que transcurría el tiempo. Poulsen y Perisic por la banda derecha coparon la mayor parte del juego pero sin que ninguna de sus jugadas acabara en un remate claro. Croacia oxigenó su centro del campo con Kovacic y su ataque con Rebic y el partido volvió a igualarse. Como el marcador, que continuó sin moverse. Tampoco le dieron motivos.

Un disparo desviado de Modrid y otro de Rebic, que paró Schmeichel, avivó a Croacia, pero el partido estaba condenado a la prórroga. Dinamarca parecía vivir con más calma la amenaza de los penaltis. Un disparo de Schone y una acción de Kramaric pudieron desequilibrar el empate, pero acabó siendo Modric el que silenció el estadio a seis minutos del final de la prórroga.

Dinamarca rugió con la parada de la pena máxima de Kasper Schmeichel y se conjuró con Croacia para sufrir juntas en la tanda definitiva. Sus porteros pararon el primer lanzamiento que recibieron pero Subasic se erigió como ganador del particular duelo con Schmeichel parando dos consecutivos a Schone y Nikolai Jorgensen. Rakitic, ausente durante todo el partido, se vio solo ante el peligro y esta vez el meta danés no pudo impedir que Croacia siga viva en el Mundial.

Ficha técnicaCroacia, 1 (3) – Dinamarca, 1 (2)

Croacia: Subasic; Vrsaljko, Lovren, Vida, Strinic (Pivaric, min. 81); Rakitic, Brozovic (Kovacic, min. 71); Rebic, Modric, Perisic (Kramaric, min. 97); y Mandzukic (Badelj, min. 108).

Dinamarca: Schmeichel; Dalsgaard, Kjaer, Mathias Jorgensen, Knudsen; Delaney (Krohn-Dehli, min. 98), Christensen (Schone, min. 46), Eriksen; Poulsen, Cornelius (Nicolai Jorgensen, min. 66) y Braithwaite (Pione Sisto, min. 106).

Goles: 0-1, min. 2: Mathias Jorgensen; 1-1, min. 4: Mandzukic.

Tanda de penaltis: 0-0: Eriksen, falla; 0-0: Badelj, falla; 0-1: Kjaer; 1-1: Kramaric; 1-2: Krohn-Dehli; 2-2: Modric; 2-2: Schone, falla; 2-2: Pivaric, falla; 2-2: Jorgensen, falla; 3-2: Rakitic.

Árbitro: Néstor Pitana (Argentina).

 

 

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *