Yerry Mina lleva a Colombia hasta octavos y apea a una valiente Senegal

Rusia 2018

Los ‘cafeteros’, de menos a más, tiraron del impulso que les dio el resultado del Japón-Polonia para volver a convertir al central azulgrana en su ‘hombre gol’.

 

Con más fe que fútbol. Con más garra que merecimiento. Colombia acabó rompiendo a Senegal, que queda fuera de los octavos de final por la regla del fair play. Pese a estar empatada a cuatro puntos, Japón ha visto dos amarillas menos que la selección africana. La solidez y la valentía de los leones de Teranga quedaron sin premio.

Midió las fuerzas Colombia, que fue de menos a más. Arrollada por la presencia senegalesa en los primeros compases, la falta de intensidad y de ambición la suplió con paciencia y tesón. Esperó su momento y jugó con el empuje del resultado del Japón-Polonia y, con la brisa a favor, apostarlo todo a la cabeza de Yerry Mina, que perforó la red en un cabezazo de libro en la salida de un córner.

Timidez, medida y mucho respeto en los primeros minutos de un encuentro, de nuevo, muy centrado en las calculadoras. No encontraban ni espacios ni su fútbol los colombianos, que trataban de construir desde sus centrales a pesar de la poca movilidad de su centro del campo. Estáticos y resguardados, temiendo más el empuje de los senegaleses que buscando la necesaria victoria, el VAR salvó a los cafeteros de un penalti en la primera de cambio, cuando el árbitro rectificaba su propia decisión después de que Dávinson Sánchez cortara una gran conducción de Sadio Mané dentro del área rival.

Senegal imponía su fuerza ante la impasibilidad colombiana, que sólo a balón parado llegaba a generar ligeros atisbos de peligro contra la portería de N’Diaye. El único que buscaba una presión ligeramente alta era James Rodríguez. La estrella de los cafeteros, sin embargo, sintió unas fuertes molestias en la pierna derecha que le llevaron a pedir el cambio con solo 30 minutos disputados. Saltaba al terreno de juego el delantero del Sevilla Muriel, pero Colombia quedaba sin su estrella y con sus opciones muy tocadas.

La sensación de peligro y la posición eran senegalesas. Sus jugadores esperaban a los colombianos en el centro del campo para demostrar que, a nivel físico, no tenían rival en el campo. Fuera del Mundial 2018 con este empate a nada, Colombia se fue bloqueando.

Seriedad en defensa y voluntariosos en ataque, la única selección africana con opciones en este Mundial solo halló freno a base de faltas por parte de los colombianos. Sarr y Sané desquiciaron a Mojica en varias ocasiones, mientras que el los únicos que trataban de trenzar la salida del balón con más coherencia que fortuna en Colombia eran Yerry Mina y Quintero, que buscaba en Pekerman la indicación necesaria que diera con la clave para reactivar sus opciones mundialistas.

Intentaba abandonar su estilo rocoso Colombia en el arranque de la segunda parte, tratando de superar el muro trabado por Salif Sané y Kalidou Koulibaly en el centro de la defensa.

La sensación de peligro y la posición eran senegalesas. Sus jugadores esperaban a los colombianos en el centro del campo para demostrar que, a nivel físico, no tenían rival en el campo. Fuera del Mundial 2018 con este empate a nada, Colombia se fue bloqueando.

Seriedad en defensa y voluntariosos en ataque, la única selección africana con opciones en este Mundial solo halló freno a base de faltas por parte de los colombianos. Sarr y Sané desquiciaron a Mojica en varias ocasiones, mientras que el los únicos que trataban de trenzar la salida del balón con más coherencia que fortuna en Colombia eran Yerry Mina y Quintero, que buscaba en Pekerman la indicación necesaria que diera con la clave para reactivar sus opciones mundialistas.

Intentaba abandonar su estilo rocoso Colombia en el arranque de la segunda parte, tratando de superar el muro trabado por Salif Sané y Kalidou Koulibaly en el centro de la defensa.

El nervio impuesto por los colombianos a su fútbol surgía efecto. Buscando las bandas desde donde colgar el balón al área, los cafeteros abrieron el campo y imprimieron la velocidad que no hallaron en el primer tiempo. Senegal seguía con su patrón bien marcado, trenzando su juego a partir de una solidez que impedía a su rival crecer en el campo.

Lo que no conseguía el fútbol, sin embargo, se lograba en la otra punta de Rusia. Los seguidores cafeteros cantaron el gol de Polonia como propio, ya que el tanto dejaba fuera de octavos a los japoneses.

Senegal quiso, insistió, apretó y amenazó. El gol, sin embargo, no era el premio para el esfuerzo de los africanos. Colombia ejerció del depredador que espera a que su manada le arrope para dar con su presa. Los zarpazos de los leones de Teranga no hirieron a los sudamericanos cuando podían y ahí, la experiencia colombiana se tornó en la más clara de sus aliadas. La regla del fair play remató a Senegal, que verá los octavos de final del Mundial 2018 de camino a su casa por sólo dos tarjetas amarillas.

Ficha técnicaSenegal, 0 – Colombia, 1

Senegal: Khadim Ndiaye; Gassana, Koulibaly, Sané, Sabaly (m.74, Wague); Kouyate, Gana; Ismaila, Mané, Keita Balde (m.80, Konate) y Niang (m.86, Sakho).

Seleccionador: Aliou Cissé.

Colombia: Ospina; Arias, Davinson Sánchez, Mina, Mojica; Carlos Sánchez, Uribe (m.83, Lerma; Cuadrado, James Rodríguez (m.31, Muriel), Quintero; y Falcao (m.89, Borja).

Seleccionador: José Pékerman.

Gol: 0-1: Yerry Mina, de cabeza.

Árbitro: Milorad Mazic (SRB). Mostró tarjetas amarillas al colombiano Mojica (m.45) y al senegalés Niang (m.50)

 

 

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *