Brasil, en línea ascendente hacia octavos

Rusia 2018
La ‘canarinha’ derrota a Serbia con goles de Paulinho y Thiago Silva y se medirá con México

Los fantasmas se quedan en Kazán. Brasil no quiso ni por asomo verlos de cerca por Moscú y liquidó con talento y pizarra a Serbia para sacarse el billete a octavos de final (2-0). Lo hizo además como primera de grupo. La suerte para la pentacampeona es que no tendrá el rival que olía a final anticipada y con el que tenía cuentas pendientes desde el Mineirazo. Tomó nota del naufragio de Alemania para entrar en la fase decisiva del Mundialen una clara línea ascendente.

No enamora la canarinha, aunque tampoco lo pretende. Desde que llegó al cargo de seleccionador, Tite nunca ha jurado amor eterno al jogo bonito. Pero si el orden del bloque era algo ya consolidado desde el primer día, el progreso en Rusia es ya un hecho. Con un Coutinho estelar y un Neymarcada vez más suelto -aunque errático en los metros finales-, el protagonismo goleador recayó sobre las espaldas de Paulinho Thiago Silva para enviar a casa a los balcánicos.

Brasil se presentaba en Moscú con la lección aprendida y motivada para el choque. Que los jugadores cantaran a capela el himno una vez dejó de sonar antes del pitido inicial fue una clara declaración de intenciones. No era tiempo para especular. Por ello Tite, con su once tipo, salió decidido a por el partido ante un oponente que no escatimaba en recursos ofensivos.

Después de dejarse empatar ante los suizos la jornada anterior, los tres puntos eran lo único que valía a Serbia para avanzar. Krstajic retrasó la posición de Milinkovic-Savic, de menos a más en el partido, y dio entrada a Ljajic. Ganaba alegría a priori en la zona de tres cuartos el combinado balcánico; perdía consistencia con Matic demasiado solo en las transiciones ofensivas de la canarinha, como se pudo ver en el primer gol.

La movilidad de Gabriel Jesús fue un tormento para la defensa serbia en la primera mitad. Muy activo el ariete desde el comienzo, una combinación suya con Neymar terminó con un disparo potente desviado por Sjojkovic. Manopla meritoria del veterano guardameta en la acción más destacada de los primeros compases, con permiso del contratiempo de Marcelo, quien tuvo que retirarse por precaución. Su lugar lo ocupó Filipe Luis.

Brasil jugaba a dos velocidades. Toda el ritmo supersónico de los metros finales cuando Coutinho encendía el interruptor contrastaba con la salida de balón desde atrás. Plana en la elaboración inicial, le costaba horrores superar la primera línea de los serbios, ambiciosos por las bandas con Kostic y Tadic. De una combinación de ambos nació la primera oportunidad de Mitrovic, quien no pudo conectar el remate deseado.

Serbia asomaba por primera vez la cabeza pero pagó una grave desconexión atrás. La clarividencia de Coutinho le permitió ver un pase al espacio sensacional para la llegada Paulinho. Especialista en este tipo de acciones, el centrocampista la picó por encima de Stojkovic con mucha clase para marcar el primero de la noche. Conexión blaugrana en la capital rusa para encarar el camino de la canarinha hacia octavos.

La segunda parte la iniciaron los balcánicos más valientes, sin nada que perder con el marcador adverso. A Alisson se le empezó a acumular el trabajo, pero a Serbia le faltó mordiente arriba. Mucho más volcada, fue entonces cuando Brasil empezó a disfrutar al contragolpe, especialmente Neymar. La estrella del PSG tuvo en sus pies otro gol desbaratado por el guardameta serbio, inmenso durante todo el encuentro. De hecho fue la pesadilla del ‘diez’ hasta el último minuto negándole el gol.

Poco pudo hacer sin embargo Stojkovic en la salida de un córner, cuando Miranda generó el espacio para que Thiago Silva bombardeara de cabeza la meta rival. Jugada de estrategia que salió a las mil maravillas y dio la calma, ahora sí absoluta, a un equipo que pudo haber goleado pero al que le faltó precisión. México, una de las sensaciones de este Mundial pese a su último pinchazo ante los suecos, será una buena prueba para confirmar las sensaciones que Brasil empieza a transmitir.

Ficha técnicaSerbia, 0 – Brasil, 2

Serbia: Stojkovic; Rukavina, Milenkovic, Veljkovic, Kolarov; Milinkovic-Savic, Matic; Tadic, Kostic (Radonjic, m.82), Ljajic (Zivkovic, m.75); y Mitrovic (Jovic, m.90).

Seleccionador: Mladen Krstajic

Brasil: Allison; Fagner, Miranda, Thiago Silva, Marcelo (Filipe Luis, m.10); Casemiro; William, Paulinho (Fernandinho, m.66), Coutinho (Renato Augusto, m.80); Gabriel Jesús y Neymar Jr.

Seleccionador: Tite.

Goles: 0-1: m.36: Paulinho. 0-2: m.68: Thiago Silva.

Árbitro: Alireza Faghani (Irán). Amonestó a los serbios Ljajic, Matic y Mitrovic.

 

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *