Cristiano arruinó la función de España con una actuación brillante

Rusia 2018
 

Los de Hierro remontan hasta en dos ocasiones el partido pero un hat-trick del portugués evita la victoria.

La fe mueve montañas. Y los jugadores de la selección española tienen sacos de ella en sus bolsillos. Después de una de las semanas más complejas y tensas de las vividas en una concentración, ante el abismo de un debut mundialista se sobrepusieron a las mil y una trampas de la competición. Solo un inspirado Cristiano Ronaldo, autor de tres goles, impidió que la Selección de Hierro, porque ya es su equipo, se llevase tres puntos más que merecidos ante Portugal (3-3). Pero la tarde era extraña y entre la pegada del rival y los errores propios, el partido se complicó de tal manera que el empate no puede considerarse un mal desenlace.

Hasta en dos ocasiones tuvo que levantarse de la lona y remontar la Selección. Fue en esos momentos cuando apareció la madurez de ciertos futbolistas como Iniesta, Silva o Diego Costa. También el convencimiento que junto a unas ideas inculcó hace ya tiempo Luis Aragonés. Una capacidad de sobreponerse a la adversidad que servirá pra el futuro. Y pese a lo desgraciado del día, que dejó un grave error de De Gea, el resultado dará tranquilidad al grupo y desterrará varios debates. Como el del nueve, que ha resuelto Costa con dos goles en su haber.

España saltó al campo con el pie izquierdo y pese a que mantuvo una extraordinaria actitud, todo se volvió en su contra muy pronto. Y no pararía de hacerlo una y otra vez, golpeando las meigas su ya de por sí convaleciente moral. El debut debía desentrañar hasta que punto había afectado la decapitación de Lopetegui y la apuesta por Hierro. Pero no hubo tiempo para medir las constantes del enfermo, porque demasiado pronto le surgieron nuevos dolores.

Cuando más necesidad de tranquilidad tenía este equipo, Cristiano agitó el avispero y Nacho, lateral elegido supuestamente por sus habilidades defensivas, picó hasta el fondo. También el VAR se comió el ligero ‘piscinazo’ del portugués. Tres minutos de partido y De Gea encajaba el tercer gol más tempranero en un Mundial. Cristiano engañaba al portero del Manchester en la que sería una de sus noche más prolíficas en el Mundial.

España comenzó a deambular como un zombi por el campo, sin tambalearse en exceso, pero sin conocer el rumbo que quería llevar. Portugal ocupaba mejor los espacios y superaba la presión tras pérdida de España y así podía lanzar el contragolpe con peligro. Las piernas les temblaban a los defensas españoles incluso con córners a favor. En varias ocasiones tuvo que poner los Piqué pies en polvorosa para perseguir a Cristiano.

Masticaba el balón España en espacios cortos, pero sin velocidad para encontrar al hombre libre. La lentitud y la parsimonia eran en realidad buenos síntomas. España intentaba asimilar lo sucedido antes de buscar huecos en la defensa portuguesa. Se fueron animando Isco e Iniesta en la banda izquierda y Silva, incrustado en zona de remate, dispuso de dos ocasiones muy claras.

Creció en su confianza el equipo de Hierro, cuando un pase en largo de Piqué encontró milagrosamente a Diego Costa, el delantero elegido para el debut. El hispanobrasileño ganó el salto a Pepe con una carga que el VAR consideró legal. Y a partir de ahí, sólo contra el mundo, comenzó un zigzagueo interminable que fue una auténtica agonía. Dispuso de varias opciones de disparo, pero solo cuando encontró el hueco que el quería soltó la diestra para batir a Rui Patricio.

El empate devolvió la confianza a España en su juego. Se trataba de una jugada aislada, pero el partido debía ser otro. Fueron los mejores minutos de la ‘Roja’ en el partido, cuando era capaz de llegar al área rival con mayor velocidad de balón. La mejor opción terminó en un taconazo de Koke dentro del área que se fue por poco.

Pero la tarde era rara. Y España estaba convencida pero no remataba. Así que cuando más tranquilidad habían logrado falló De Gea al más puro estilo Karius para regalar el segundo gol a Cristiano y a Portugal. Tanto psicológico además, por llegar justo antes del descanso. Vuelta a empezar. Tocaba tirar de experiencia y volver a remar contracorriente.

En otros equipos el segundo gol habría significado una losa demasiado difícil de levantar. En esta España no. Después de la semana tan difícil que habían vivido, demostraron una enrome personalidad para superar todos los contratiempos que se le pusiesen por el camino. En un ejercicio de fe descomunal, España volvió a hacerse con las riendas del partido sin perder los estribos para lograr una remontada de época.

Fueron cuatro minutos en los que Portugal apenas vio la pelota. Con el campo inclinado sobre la portería de Rui Patricio llegó una falta en la frontal. Y de jugada ensayada, sí así también vale. Porque España necesitó de todos sus recursos para sobreponerse a la tarde. Y de nuevo Costa, tras una descarga de Busquets, encontró el gol, esta vez dentro del área pequeña.

Entendió España su superioridad y fue a por más. Peleó Silva por un balón perdido y el rechace quedó muerto en la frontal. Allí apareció Nacho, que conectó el disparo con el que habría soñado la noche anterior. El balón golpeó en los dos palos antes de colarse en la portería. España encontraba su premio a su persistencia y el partido parecía bajo su control. Sin embargo, un último milagro de la diosa fortuna portuguesa permitió a Cristiano marcar de gran golpeo de falta.

Justo en el día en el que ha sido condenado a dos años de cárcel y a pagar 18 millones de euros al fisco español, Ronaldo destapó todo su poderío goleador para estrenarse con un hat-trick y convertirse en uno de los cuatro jugadores que ha marcado en cuatro mundiales diferentes. Ahora comenzará la batalla por llevarse el primer puesto del grupo. Algo que debe ser un enorme impulso para los de Hierro, que se han reconocido a sí mismos sobre el césped de Sochi.

Ficha técnica:Portugal, 3 – España, 3

3 – Portugal: Rui Patricio; Cedric, Pepe, Fonte, Guerreiro; Bernardo Silva (Quaresma, m. 69), William Carvalho, Moutinho, Bruno Fernandes (Joao Mario, m. 67); Gonçalo Guedes (Andre Silva, m. 80) y Cristiano Ronaldo.

Seleccionador: Fernando Santos.

3 – España: De Gea; Nacho, Ramos, Piqué, Jordi Alba; Koke, Busquets; Silva (Lucas Vázquez, m. 86), Iniesta ((Thiago, m. 69), Isco; y Diego Costa (Iago Aspas, m. 77).

Seleccionador: Fernando Hierro.

Goles: 1-0, m. 4: Cristiano Ronaldo, de penalti. 1-1, m. 24: Diego Costa se revuelve en el área y bate con la derecha a Rui Patricio. 2-1, m. 44: Cristiano, desde el borde del área beneficiado por un fallo al atajarla de De Gea. 2-2, m. 55: Diego Costa remacha un toque de cabeza de Sergio Busquets. 2-3, m. 58: Nacho, con una volea desde el borde del área con la derecha. 3-3, m. 88: Cristiano Ronaldo, de falta directa.

Árbitro: Gianluca Rocchi (Italia). Amonestó al español Busquets (m. 17) y al portugués Bruno Fernades (m. 28).

Fuente: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *