Uruguay le ganó a Egipto con agonía sobre el final

Rusia 2018

Una correosa Egipto, sin Salah, cae contra el conjunto charrúa en un día aciago de Suárez

El partido inaugural entre Rusia Arabia Saudí sirvió para corroborar que los tres puntos contra los árabes están prácticamente garantizados. Por ello el disputado entre Egipto Uruguay cobraba una importancia extra a la hora de hacerse con los tres puntos y poder encarar el pase a octavos ya en el segundo día de Mundial.

José María Giménez se encargó de dar la ventaja al combinado sudamericano con un cabezazo en el último minuto que le permite sumar sus primeros tres puntos del torneo. El central del Atlético de Madrid cabeceó con toda su alma tras un saque de esquina y lo celebró junto a sus compañeros como si de una final se tratara. Un tanto que vale su peso en oro ante un rival mucho más digno de lo que cabía pensar en su regreso a los Mundiales 28 años después y pese a no poder contar con Mohamed Salah.

Egipto debutó sin la presencia de su buque insignia, el que ha acaparado todas las portadas con el Liverpool durante la temporada y que busca rubricar en Rusia su excelente estado de forma para asentarse entre las grandes figuras mundiales. Salah no jugó ni un minuto a pesar de que Héctor Cúper había lanzado el farol de que estaba recuperado “al cien por cien” de la lesión provocada por Sergio Ramos en la final de la Champions.

La ausencia de su líder de inicio no amilanó a los faraones, dispuestos a pelear la contienda contra una Uruguay que a priori carga con el peso de ser la favorita del grupo A. Sin embargo, al conjunto charrúa le costó imponer su teórica superioridad ante un equipo ordenado y que no se sentía incómodo cuando tenía que salir al ataque.

Luis Suárez, héroe en tantas ocasiones de los uruguayos, fue la cara negativa en el estreno de su país por las numerosas ocasiones desperdiciadas. Mucho mejor estuvo su socio arriba, Edinson Cavani, aunque tampoco tuvo suerte de cara al gol. Su ocasión más clara se topó con el poste en el acoso final en el área de Egipto.

La primera parte tuvo cierto ritmo, aunque las ocasiones claras brillaron por su ausencia. Sólo Suárez dispuso de la más clamorosa, desaprovechada incomprensiblemente con un mal remate. El balón nacido en un córner le quedó franco tras un rechace, pero el delantero del Barça no atinó a la hora de encontrar puerta y su disparo se fue al lateral de la red. Medio Ekaterinburg Arena cantó gol.

Con un Godín omnipresente y jerárquico durante todo el partido, Uruguay tomaba la iniciativa del juego, pero se atascaba en la zona de tres cuartos. Salió con mucha más intención en la segunda mitad y rápidamente llevó el peligro a la meta de El Shenawy. Un gran pase elevado de Cavani volvió a desaprovecharlo Suárez. Cuerpeó bien el ‘9’, pero su remate fue respondido con una buena intervención del portero que de momento deja sin debutar a El-Hadary, que de jugar se convertiría en el más veterano en la historia de la Copa de Mundo (45 años).

Tabárez quiso revolucionar las bandas para aportar más profundidad con la entrada de Sánchez y el ‘Cebolla’ Rodríguez. Pero el protagonista seguía siendo el mismo. Suárez gozó de otra oportunidad ideal para estrenarse en Rusia, pero se entretuvo en el control y vio cómo el portero le acababa arrebatando el balón. Desesperación total del ‘Caimán’, desafortunado en la mayoría de sus acciones.

Los minutos pasaban y Uruguay empezó a volcar el campo hacia la meta rival. Fue entonces cuando Egipto pareció dar por bueno el empate, a no ser que en una contra la cosa cambiara. Encerrados atrás, empezaron a achicar agua como pudieron. Cavani, con un disparo de falta a la madera, se desesperaba. El reloj corría y el gol no llegaba. Fue cuando el partido ya moría cuando Giménez provocó el estallido de todo un país. Uruguay, a última hora, hace un paso al frente. A Egipto le tocará remar, a la espera de recuperador a su mejor remador.

Ficha técnicaEgipto, 0 – Uruguay, 1

Egipto: El Shenawy; Fathy, Gabr, Hegazy, Abdel Shafy; Elneny, Hamed (Morsy, m.50); Said, Trezeguet, Warda (Sobhi, m.82); y Marwan Mohsen (Kahraba, m.63).

Entrenador: Héctor Cúper.

Uruguay: Muslera; Varela, Godín, Giménez, Cáceres; Nandez (Carlos Sánchez, m.59), Vecino (Torreira, m.88), Bentancur, De Arrascaeta (”Cebolla” Rodríguez, m.59); Luis Suárez y Cavani.

Entrenador: Óscar Washington Tabárez

Goles: 0-1, M.89: Giménez.

Árbitro: Björn Kuipers (Holanda). Mostró cartulina amarilla a Hegazy (m.96).

FUENTE: lavanguardia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *