Esperanzas de segundos, desilusiones de primeros

Por Nicolás Rivero

La historia reciente es cruel con los defensores del título mundial. Francia, Italia y España son los casos más resonantes al no pasar de la primera ronda cuando debían ratificar la copa obtenida cuatro años atrás

Sin embargo, la trama es diferente para los que se quedaron con la medalla de plata. No sólo obtienen buenos resultados, también los acompañan con una buena calidad de juego, siempre y cuando mantengan la estructura fundamental de su equipo.

Con México `86 como punto de partida, teniendo en cuenta que es el mundial donde se comenzó a implementar el actual sistema de fases y de eliminación, se puede asegurar que el que quedó en segundo lugar supo ser más cuatro años después que el que le había arrebatado el título.

En el último mundial ganado por la selección argentina, Italia era el campeón vigente mientras que Alemania Federal se había tenido  que  conformar con el segundo lugar en el podio de España `82. La Azzurra quedó eliminada en octavos de final habiendo ganado sólo un partido pero los germanos volvieron a disputar una final.

En Italia ´90, Argentina regresó a la última instancia del certamen pero llegó con lo justo y sin deslumbrar mientras que Alemania arribó como el equipo favorito y se vengó de la albiceleste por lo sucedido en el Estadio Azteca cuatro años antes.

Ya en Estados Unidos, Alemania no gustó y cayó ante los búlgaros en cuartos. A la Argentina no le fue bien, quizás porque lo poco que quedaba del equipo de Bilardo se marchó con el doping positivo de Maradona y la lesión de Canniggia.

En Francia ’98, Brasil defendía el título. Los cariocas hicieron una pésima primera ronda. Con mejorías en las instancias decisivas (y penales ante Holanda) llegaron a la final sólo para ser goleados por los franceses, mientras que los italianos, subcampeones en el 94, fueron eliminados en cuartos de final desde los doce pasos por los galos, a pesar de haber hecho un gran partido y un notorio certamen.

En Corea- Japón 2002, Brasil, segundo en la cita anterior, se quedó con el Mundial, mientras que Francia no pasó de la primera ronda.

En tanto, en Alemania 2006, el local, subcampeón en el 2002, se llevó la medalla de bronce. Por su parte, la Verdeamarelha se fue con derrota 0-1 ante Francia en cuartos, aunque siendo notoriamente superado por Les Blues.

En el 2010, los dos equipos que coincidieron en la final años atrás se quedaron en la primera ronda, con el gran detalle de que Francia no contaba con la inmensa figura de Zinedine Zidane, quien había sido la bandera para llegar a la instancia decisiva en Alemania.

En Brasil 2014, España se fue vapuleada como no le había ocurrido a ningún otro campeón defensor. En cambio, tras conseguir la plata cuatro años antes, Holanda fue partícipe de la más reciente versión del sufrimiento español (5-1 en el debut) y consiguió la medalla de bronce.

De esta manera, si Argentina llega a Rusia con la base fundamental del equipo, tendrá con qué ilusionarse mientras que a Alemania –de acuerdo al último racconto– el éxito se le escaparía antes de lo que se imagina. Habrá que esperar lo que suceda cuando la pelota empiece a rodar en tierras eslavas.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *