Los antecedentes de los “grupos de la muerte”

A lo largo de los Mundiales se han formado distintas zonas de la competencia donde la disputa es reñida. Es una de las apostillas clásicas que más se esperan en cada sorteo. De Uruguay 1930 a Brasil 2014, el historial de los sectores en los cuales nadie quiere caer.

 

Su fama hace que el público cruce los dedos para rogar que su país no caiga allí. Los “grupos de la muerte” son los más esperados y temidos de las competencias internaciones; el Mundial no es una excepción. A través de la historia, la Copa del Mundo ha presentado zonas muy complicadas donde se combinas duros rivales, campeones del mundo o sorpresas que rompen los pronósticos. A continuación, la recopilación de cada uno desde Uruguay 1930 hasta el último disputado en Brasil.

Uruguay 1930: El grupo 1 compuesto por Argentina, Francia, México y Chile fue el único que tuvo cuatro selecciones. El formato disponía que solo el primero pasaría de ronda. Aquí, la Albiceleste fue la que clasificó a semifinales. Llegó a la final donde perdió contra los locales por 4-2.

Italia 1934: En esta edición no existieron la división por zonas, sino que fue por eliminación directa desde Octavos de Final. El cruce más duro fue España-Brasil. La Furia venció 3-1 a los sudamericanos, pero luego quedó fuera ante el local: 1-1 en el juego y 1-0 en penales.

Francia 1938: Acá fue el mismo sistema que en Italia 34. Sin grupos, el cruce más relevante fue Brasil-Polonia donde el Scratch se impuso por 6-5, pero no existió enfrentamiento de renombre. Tras pasar a Polonia y Checoslovaquia, claudicó en semis con Italia (2-1), quien se coronó campeón.

Brasil 1950: En la vuelta de la fase de grupos, el anfitrión cayó en el de la desgracia. Con disparidad de equipos (hubo dos zonas de cuatro, otro de tres y el restante con dos), el más reñido fue el principal. Con Brasil estuvieron Yugoslavia, Suiza y México, hubo paridad, pero la figura de Ademir inclinó la balanza para la Verdeamarelha, subcampeona.

Suiza 1954: Fue la primera vez que hubo cuatro zonas con la misma cantidad de participantes: cuatro. A pesar de que, en los papeles, última zona (compuesta por Italia, Inglaterra, Suiza y Bélgica) se llevaba las miradas, el “grupo de la muerte” fue el N°2. Ahí se enfrentaron Alemania Occidental y Hungría, quienes llegaron a la final del certamen. Los acompañaron Turquía y Corea del Sur.

Suecia 1958: Nuevamente Brasil figuró en la zona más riesgosa del torneo. Con la Unión Soviética, Inglaterra y Austria, terminó primero. Después, la historia conocida: superó por la mínima a Gales, barrió a Francia, Suecia y logró su primer Copa del Mundo.

Chile 1962: Por tercera vez, Brasil tuvo que batallar en el grupo más duro. En tierras trasandinas fue bicampeón del mundo venciendo a Checoslovaquia, con quien compartió la zona. México y España completaron el escollo más duro del equipo que tuvo a Garrincha como figura estelar.

Inglaterra 1966: La zona N°2, con Alemania Federal (subcampeón), Argentina, España y Suiza fue lo más duro. Además, a los germanos y a los albicelestes los esperó el cruce contra Uruguay e Inglaterra respectivamente. La batalla no terminó en el grupo…

México 1970: Aquel mágico Brasil volvió a caer en el más complicado. Sin embargo, lo resolvió con puntaje ideal: le ganó a Inglaterra (último campeón), Rumania y Checoslovaquia. Después, barrió a Perú, Uruguay e Italia con un promedio de cuatro goles por partido.

Alemania 1974: La Naranja Mecánica debió superar escollos grandes, aunque su buen fútbol le llevó las soluciones. En su zona inicial le tocó con dos europeos (Suecia y Bulgaria) y un campeón del mundo (Uruguay). El formato indicó que, al clasificar, disputaría otra zona semifinal. Desfiló hacia la final pisoteando a Brasil, Argentina y la Alemania Democrática, pero fue subcampeón de Alemania Federal.

Argentina 1978: La Albiceleste consiguió su primera Copa del Mundo en casa, pero para eso tuvo que sortear el grupo de la muerte: las potencias de Italia y Francia, junto con la deslucida pero peligrosa Hungría.

España 1982: Como rasgo inédito tuvo la inserción de una primera fase con seis grupos de cuatro equipos. El N°1 con Italia (campeón) y Polonia (tercero) fue el más destacado. Camerún y Perú completaron el cuarteto.

México 1986: En esta edición sobresalió el grupo integrado por dos campeones mundiales: Argentina e Italia. Ambos superaron la fase: la Azzurri llegó solo a Octavos; la Albiceleste consiguió su segundo Mundial. Rellenaron Bulgaria y Corea del Sur.

Italia 1990: Sin grandes zonas que acumule equipos importantes, la más difícil fue la B con Argentina, Rumania, Camerún y la Unión Soviética. La Albiceleste pasó por poco –fue uno de los mejores terceros-, eliminó al anfitrión y finalizó subcampeón de Alemania Federal.

Estados Unidos 1994: En Norteamérica, Brasil llegó a su cuarto Mundial. Sin embargo, volvió a traspasar el grupo de la muerte: superó a Suecia (cerró el podio de la Copa), la reciente Rusia y Camerún.

Francia 1998: Fue la primera vez que hubo 32 selecciones en el certamen. Por cómo llegaron a la cita mundialista, el grupo G fue el más duro. Rumania –líder-, Inglaterra, la Colombia de Valderrama y Túnez (ambos eliminados). Ninguno de los clasificados superó los Octavos.

Corea-Japón 2002: El grupo de la Muerte fue el F: tuvo dos campeones del mundo como Inglaterra y Argentina; un europeo como Suecia y a Nigeria, el mejor africano. ¿El final? La Albiceleste se marchó en primera ronda con los africanos; los suecos ganaron la zona, pero fueron eliminados en 8vos; los británicos, en 4tos.

Alemania 2006: La zona E tuvo al campeón (Italia), la revelación del certamen (Ghana) y a las bien equipadas República Checa y Estados Unidos. Los africanos no superaron los Octavos de Final.

Sudáfrica 2010: El primer grupo fue el más destacado. Con dos campeones del mundo como Uruguay y Francia, el completo México y el local. Los anfitriones no superaron la fase de zonas, tampoco los galos que culminaron un papelón. El Tri fue eliminado por Argentina; los Charrúas recordaron los buenos tiempos con un cuarto puesto.

Brasil 2014: El D fue el más rimbombante del Mundial: sorpresas y pronósticos deshechos. Tuvo a tres campeones de la Copa como Italia, Inglaterra (favoritos) y Uruguay. Lo completó Costa Rica que dio la gran sorpresa y sacó a los europeos en primera ronda. Además, superaron a Grecia y cayeron por penales con Holanda.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *