Italia profundiza su crisis: Carlo Tavecchio renunció a la presidencia de la FIGC

El presidente de la Federación de Fútbol italiana (FIGC), Carlo Tavecchio, durante la rueda de prensa en la que anunció su dimisión tras reunirse con sus colaboradores en la sede romana del organismo que gestiona el fútbol transalpino, en Roma, Italia, hoy 20 de noviembre de 2017. EFE/ Claudio Peri

El presidente de la Federación de Fútbol italiana (FIGC) dimitió este 20 de noviembre de su cargo tras reunirse con sus colaboradores en la sede romana del organismo que gestiona el fútbol de ese país europeo.

Tavecchio, que fue elegido presidente de la FIGC el 11 de agosto de 2014, renunció a su cargo después de que Italia no se clasificara para el Mundial de Rusia 2018.

El ya ex máximo mandatario de la FIGC empezó su reunión en el Consejo de la Federación en torno a las 12.20 locales (11.20 GMT) y dejó su cargo tras una conversación que duró poco más de 20 minutos.

Las dimisiones de Tavecchio se produjeron después de que la FIGC destituyera el pasado miércoles al seleccionador, Gian Piero Ventura, y anunciara que otras decisiones se tomarían en el Consejo de la Federación de hoy.

La semana pasada Tavecchio afirmó que no abandonaba el cargo y que presentaría una serie de propuestas para el futuro de la FIGC, pero hoy se vio obligado a dimitir tras no contar con el apoyo de parte de sus colaboradores.

Tavecchio, de 74 años, pagó el histórico fracaso de la selección italiana, que solo se había perdido el Mundial en 1958 y en 1930, cuando no acudió pese a haber recibido una invitación.

En los últimos días, el presidente del Comité Olímpico italiano (CONI), Giovanni Malagó, pidió públicamente a Tavecchio que dimitiera para empezar un nuevo proyecto deportivo e intentar levantar el movimiento futbolístico italiano.

El principal candidato a ser entrenador de Italia es Carlo Ancelotti. Sin embargo, según señaló Malagó, el exentrenador de Real Madrid y Bayern Münich, entre otros equipos, no estaba dispuesto a asumir el cargo para ser una “rueda de auxilio” de Tavecchio. De acuerdo a los dichos del presidente del Comité Olímpico Italiano, con la salida de Tavecchio, Ancelotti podría rever su postura.

Tavecchio arremetió contra la “especulación política”

El presidente dimisionario de la Federación de Fútbol italiana (FIGC), Carlo Tavecchio, defendió su trabajo y arremetió contra la presión política que, en su opinión, le ha obligado a dejar el cargo, tras el fracaso mundialista de la selección.

Tavecchio confirmó su dimisión en una rueda de prensa celebrada en la sede romana de la FIGC, en la que aprovechó para rechazar todo tipo de acusaciones sobre su gestión deportiva.

“Dimití. Y como mero acto político pedí al Consejo de la Federación que hiciera lo mismo. Nadie lo hizo, así que solo se ha producido mi dimisión. Creo que hemos llegado a un punto de especulación (política) que ha alcanzado límites imposibles”, afirmó.

El expresidente de la FIGC confesó que pensaba que iba a poder seguir al mando del organismo hasta poco antes del comienzo del Consejo de la Federación, pues desconocía que gran parte de sus colaboradores le habían retirado su apoyo.

En su opinión, está pagando por errores que no ha cometido, como la elección del seleccionador destituido Gian Piero Ventura, que fue colocado al frente de la “azzurra” por consejo del entrenador de Italia que ganó el Mundial de 2006, Marcello Lippi, según quiso dejar claro Tavecchio en su comparecencia.

Reconoció que la derrota de Italia contra Suecia, que le cerró las puertas al Mundial de Rusia 2018, le ha dolido como presidente y también a nivel personal, pero lejos de asumir la responsabilidad se afanó en hacer balance de las iniciativas que ha puesto en marcha durante su mandato, que comenzó el 11 de agosto de 2014.

“Hemos activado centros técnicos territoriales, desarrollamos el fútbol femenino. Tenemos un presupuesto que da envidia, hemos preparado balances. (…) Remodelamos (el centro deportivo de) Coverciano, hemos introducido los Árbitros Asistentes de Vídeo (VAR)”, destacó.

En una intervención muy tensa, Tavecchio mostró en varias ocasiones rabia y resentimiento hacia todo el entorno y subrayó que que había preparado un proyecto con una serie de propuestas para el futuro, entre las que incluía contratar a un gran seleccionador.

“Hablé con cuatro o cinco grandes entrenadores, pero están todos ocupados. Es falso que no vienen por Tavecchio. Yo hablé con todos”, dijo, al negar que algunos técnicos hubieran rechazado el banquillo de la selección por su presencia en el cargo.

Fuente: EFE

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *