Especial 2016: Las Eliminatorias Rusia 2018, de cara a la recta final

En 2016, la clasificación al próximo Mundial tuvo mucha actividad y perfiló a los candidatos a estar en la próxima cita del fútbol global. Aquí, un vistazo al panorama rumbo a un 2017 decisivo.

Europa (54 equipos en carrera, ningún eliminado)

La fase de grupos en las eliminatorias de la UEFA se puso en marcha este año y transcurrieron 4 fechas de las 10 previstas. Hasta el momento, las potencias cumplen con la lógica y dan pelea, aunque la definición está abierta, sobre todo en grupos en los cuales chocan varios candidatos.

En el Grupo A, Francia lidera invicto, aunque dejó dos puntos en el camino de manera imprevista ante Bielorrusia. Holanda es el escolta a tres puntos, pero sólo por diferencia de gol sobre Suecia.

En el Grupo B, Suiza tuvo un arranque perfecto que le permite liderar en soledad, escoltado por el campeón europeo Portugal, que sólo sufrió una caída ante los helvéticos. Hungría, a dos de los lusos, parece ser el único equipo con pretensiones.

En el Grupo C, Alemania, el actual monarca mundial, mantiene puntaje ideal, 5 puntos por encima de Irlanda del Norte, que se disputa el segundo lugar con la sorprendente Azerbaiyán (tiene el mismo puntaje). República Checa (5) y Noruega (3) tampoco se bajan de la pelea por el segundo puesto.

En el Grupo D, con cuatro seleccionados muy parejos, Irlanda se puso al frente con 10 puntos. Serbia suma 8, Gales 6 y Austria 4, aunque ninguno resigna sus aspiraciones.

En el Grupo E, Polonia, con los goles de Lewandowski, llegó a la cima con 10 puntos. Montenegro suma 7, pero es seguido de cerca por Dinamarca (6) y Rumania (5).

En el Grupo F, Inglaterra se acomodó en lo más alto con 10 unidades, 2 más que su escolta Eslovenia, selección que, de momento, relega a Eslovaquia (6), Lituania (5) y Escocia (4).

En el Grupo G, España e Italia libran una batalla sin cuartel por el boleto directo a Rusia 2018. En el choque entre sí, igualaron 1-1, y ambos ganaron sus 3 partidos restantes. De momento, la ‘Roja’ lidera por diferencia de gol. Israel, con 9, se ilusiona, mientras que la laboriosa Albania aún mantiene alguna expectativa, con 6 puntos.

En el Grupo H, Bélgica tomó la posta y sumó todas las victorias posibles para liderar. La rejuvenecida Grecia le sigue el paso a 2 puntos. Sólo Bosnia, con 7 puntos, parece capacitado para dar pelea.

En el Grupo I, Croacia se subió a la punta con 10 unidades. Ucrania es el escolta con 8, mientras que Islandia quiere continuar su ‘cuento de hadas’ post Euro 2016 y acumula 7. Turquía suma 5 y aún no se resigna.

CONMEBOL (10 equipos en carrera, ningún eliminado)

La recuperación de Brasil (1°), además de la irregularidad mostrada por potencias como Argentina, Chile y Colombia, han sido las nota salientes de las eliminatorias sudamericanas en 2016, que parecen confirmar aquello de que son de las difícil del mundo.

El resurgimiento brasileño tiene un primer responsable y es el propio Tite, quien tomó al equipo en el 6° lugar, afuera de todo, y cuatro meses después parece tener un pie en Rusia. Sus cifras abruman: durante la racha, que le permitió igualar una marca de 1969 que pertenecía a la selección que luego sería campeona en México 1970, la Brasil de Tite anotó 17 goles y recibió 1. Ningún otro equipo sudamericano terminó el año invicto en la competencia preliminar.

Nada de esto opaca el muy buen año de Uruguay (2°), que parece encaminado a lograr una plaza directa y evitar lo que sería su quinta repesca consecutiva. Con los goles de Edinson Cavani -máximo artillero con 8- y las asistencias de Luis Suárez, la Celeste continúa perfecta en Montevideo y es la única escolta pese a sacar 2 puntos de 12 como visitante en 2016.

Tres puntos atrás de Uruguay aparecen Ecuador (3°) y Chile (4°), cabezas visibles de un lote de seis equipos separados por seis unidades. Ese sexteto tiene un denominador común, aquella irregularidad mencionada previamente. El propio Ecuador, de andar inmaculado en 2015, estuvo cuatro partidos sin ganar en 2016, pero aún así levantó y terminó entre los puestos de clasificación directa.

Ni la bicampeona de América Chile ni la estelar Argentina (5°) escaparon a este ‘virus’. De hecho, ambas selecciones estrenaron seleccionador durante el año, aunque Juan Pizzi parece haber tenido menos problemas que Edgardo Bauza para darle identidad a sus dirigidos, lideraros por un excelso Arturo Vidal (5 goles en 7 encuentros).

La Albiceleste siempre es un equipo con Lionel Messi y otro sin él, pero pocas veces quedó expuesto como en 2016 por eliminatorias: sobre ocho partidos -los últimos seis con Bauza-, ganó cuatro de los cinco que jugó con Messi -anotó 3 goles- y ninguno sin él, con dos empates y una caída. La única derrota con Lio en el equipo fue ante Brasil como visitante. “No creo que el equipo sea Messi y 10 más”, se defendió El Patón, hoy en puesto de repesca. “Enfrente también están los mejores y los errores se pagan. Hay que trabajar para no cometerlos”.

Colombia (6°) no escapó a la inconsistencia: tras ganar sus primeros tres encuentros del año, apenas sumó 5 de los últimos 15 puntos, y hoy está afuera de todo por primera vez desde fines de 2015. Más dura fue la caída de Paraguay (7°), que también estuvo invicto en sus primeros tres partidos, e incluso venció a Chile en el reestreno de Franciso Arce en el banquillo. Pero luego perdió cuatro de los siguientes cinco, y ni su primera victoria en Argentina matiza el hecho de que desde marzo salió del top-5.

Es en teste contexto que se entiende como el Perú (8°) de Ricardo Gareca logró acortar distancia con los de arriba pese a cosechar 11 de 24 puntos este año, aunque no tiene margen para el error. Ni Bolivia (9°) ni Venezuela (10°) lograron durante 2016 una racha que les diera esperanzas, y las matemáticas les marcan un futuro desalentador.

CONCACAF (6 equipos en carrera, 29 eliminados)

Costa Rica es la selección puntera de la confederación de camino a Rusia. Tras su soberbia trayectoria hasta cuartos de final en Brasil 2014, los centroamericanos han registrado excelentes números en los dos partidos disputados en la ronda y se han aupado al primer puesto del Hexagonal.

Con dos jornadas disputadas en el Hexagonal, también México mantiene su pujanza. El siete veces campeón de la CONCACAF ha conjuntado una plantilla tan veloz y rebosante de talento que cuesta imaginar que el trabajo de su seleccionador, Juan Carlos Osorio, se viera tan cuestionado al principio de esta última ronda (principalmente debido a la catastrófica derrota por 7-0 ante Chile en la Copa América Centenario).

Mientras que México e incluso Costa Rica ya son expertas en estas lides, Panamá busca su primera clasificación para un Mundial. Con una generación de oro de jugadores que están alcanzando su mejor momento, los Canaleros, bajo el técnico colombiano Hernán Darío Gómez, terminan 2016 igualados con México en la segunda posición de la tabla, sólo por debajo de la líder, Costa Rica, tras empatar con el Tri en casa e imponerse a Honduras a domicilio en San Pedro Sula.

Una mala racha de resultados al principio de la última ronda ha provocado el fulminante despido del astro alemán Jurgen Klinsmann como seleccionador de Estados Unidos. Una derrota deslucida en casa contra México, junto con la goleada sufrida a domicilio contra Costa Rica han provocado el final de la llamada era Klinsmann, una etapa de cinco años que despierta emociones encontradas en la afición estadounidense. Como, en definitiva, lo que cuentan son los resultados, el hasta ahora seleccionador de Trinidad y Tobago, Stephen Hart, corrió la misma suerte tras las dos derrotas sufridas en el Hexagonal después de una provechosa ronda semifinal. Estados Unidos empezará 2017 a las órdenes de su extécnico Bruce Arena, mientras que los Guerreros Soca se han puesto en manos del trotamundos belga Tom Saintfiet.

Asia (12 equipos en carrera, 34 eliminados)

En el grupo A, Irán domina la liguilla desde la primera jornada, en que venció en casa a Qatar. La selección Melli ha obtenido 3 victorias y 2 empates, lo que la convierte en la única formación que permanece invicta durante toda esta fase de clasificación asiática. Es más, los persas no han recibido ningún gol desde que empezó la tercera ronda. Ese balance parece corroborar el planteamiento adoptado por el técnico portugués Carlos Queiroz, quien concede prioridad al resultado frente al fútbol vistoso.

Por su parte, la República de Corea sumó tres victorias ajustadas sobre RP China, Qatar y Uzbekistán, un empate contra Siria, y una derrota ante Irán. Tras un flojo comienzo contra China y Siria que puso en tela de juicio a su seleccionador, el alemán Uli Stielike, los surcoreanos despertaron y cerraron la primera vuelta imponiéndose a Uzbekistán, su rival directo por la segunda plaza. Los uzbekos, por cierto, comenzaron la liguilla con dos victorias, pero fueron perdiendo gas en las tres jornadas siguientes.

Siria consiguió vencer a China, un combinado que, como Qatar, cambió de seleccionador como consecuencia de sus resultados decepcionantes durante esta tercera ronda: el uruguayo Jorge Fossati sustituyó a su compatriota José Daniel Carreño al frente de Qatar, mientras que el italiano Marcello Lippi fue contratado por la Federación China de Fútbol. El ex campeón del mundo, no obstante, no logró derrotar a Qatar en la quinta jornada, y tendrá mucho trabajo por delante para dar a China una segunda clasificación para la cita mundialista que, actualmente, se antoja poco menos que un milagro.

Tras haber brillado durante toda la segunda ronda, Arabia Saudí mantuvo el impulso adquirido y, actualmente, lidera el Grupo B con 3 victorias, 1 empate y 1 derrota (contra Japón en la quinta jornada). Los Samuráis azules parecen haber despertado tras un arranque decepcionante y, con 10 puntos, comparten la primera posición del quinteto con los saudíes.

Todo el mundo pensaba que Japón impondría su autoridad desde el principio, pero la derrota inicial concedida ante Emiratos Árabes Unidos pesó mucho en su trayectoria. A continuación, los hombres de Vahid Halilhodzic se repusieron derrotando a Tailandia, Irak y Arabia Saudí, sin olvidar un valioso empate a domicilio ante Australia.

Por su parte, la selección emiratí dio la sorpresa con esa famosa victoria sobre Japón, pero luego estuvo menos brillante; especialmente en sus dos derrotas contra Australia y Arabia Saudí. Aun así, los triunfos obtenidos sobre Tailandia e Irak le permiten estar con 9 puntos, empatada con Australia. Por tanto, se prevé una lucha muy reñida entre las cuatro primeras selecciones del grupo.

Irak y Tailandia, entretanto, se encuentran en una posición delicada. Los Leones de Mesopotamia sólo han registrado 1 victoria, precisamente frente a una Tailandia (4-0) que únicamente ha sumado 1 punto en 5 partidos.

África (20 equipos en carrera, 34 eliminados)

La selección ghanesa de Avram Grant ha decepcionado en 2016, al ser penúltima del Grupo E, superando únicamente a un Congo que todavía no ha puntuado. Sin el lesionado André Ayew, se estrenó en la fase de grupos registrando un empate ante Uganda (0-0), para luego caer a manos de Egipto. En cuanto a los Faraones, que buscan una clasificación que se les escapa desde 1990, han empezado de la mejor manera posible, con pleno de victorias. Superan así a las sorprendentes Grullas ugandesas, que suman cuatro puntos y tienen en sus filas a Farouk Miya, quien comparte el puesto de máximo goleador de la competición preliminar africana (4 tantos).

La situación de Argelia es tan preocupante como la de Ghana. Los Verdes son últimos del Grupo B, y están obligados a reaccionar si quieren disfrutar de nuevo de un Mundial cuatro años después de su gran trayectoria en Brasil, donde les frenó en octavos de final Alemania, futura campeona. Pero su reto es especialmente complicado al figurar en una liguilla muy competitiva que comanda Nigeria, que cuenta sus partidos por victorias. Las Súper Águilas aventajan en cuatro puntos a Camerún, al que siguen, empatadas a puntos, Zambia, campeona de África en 2012, y Argelia.

En el Grupo A, las diferencias son aún mayores. La RD del Congo y Túnez se han escapado en la tabla, con seis puntos, tras imponerse a Guinea y Libia, que todavía no han puntuado. La RD del Congo es el conjunto más anotador de esta tercera ronda de la zona africana (6 realizaciones) y líder por diferencia de goles. En cuanto a Túnez, segundo, puede presumir de no haber visto perforada su meta, al igual que Gabón, Marruecos y Uganda.

El Grupo C es más equilibrado al cabo de dos jornadas, aunque Costa de Marfil, actual campeona de África, lleve la batuta con cuatro puntos. Aun sin el concurso de Yaya Touré, retirado de la selección, ni de Gervinho, lesionado, los Elefantes han cumplido, al vencer a Malí y empatar en Marruecos. Gaboneses y marroquíes presentan una igualdad máxima en el segundo puesto, a dos puntos de los hombres de Michel Dussuyer. La formación maliense de Alain Giresse sumó hace poco su primer punto, tras empatar ante las Panteras, y todavía no ha dicho su última palabra en esta liguilla, especialmente con el regreso al primer plano de Adama Traoré, Balón de Oro adidas de la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA Nueva Zelanda 2015.

El Grupo D es más abierto si cabe. Aunque Cabo Verde todavía no ha inaugurado su casillero, el trío de cabeza está separado por un solo punto. Burkina Faso ha recibido un gol menos que Sudáfrica, de modo que es primera, por delante de los Bafana Bafana. Les pisa los talones Senegal, con tres puntos y un Balde Diao Keita cada vez más impresionante.

Oceanía (6 equipos en carrera, 5 eliminados)

La tercera ronda comenzó en noviembre, con dos partidos en cada grupo. Y Nueva Zelanda cobró ventaja al principio, al cosechar un cómodo 2-0 sobre Nueva Caledonia en Auckland. No obstante, el segundo enfrentamiento entre ambas selecciones, unos días más tarde, siguió un guión totalmente distinto, y se saldó con un empate a ceros. Aun así, los All Whites se hallan en posición ventajosa.

Fiji, que está buscando en estos momentos un nuevo seleccionador, tras la dimisión de Frank Farina, debutará en los clasificatorios en marzo. El cuadro melanesio tiene ante sí el duro reto de mantener la línea de su primera clasificación para la Copa Mundial Sub-20 de la FIFA 2015 y el Torneo Olímpico de Fútbol masculino 2016.

En la segunda liguilla, el balón empezó a rodar con dos duelos sumamente reñidos. Primero Tahití doblegó por 1-0 en casa a las Islas Salomón, y a los pocos días el segundo encuentro, en Honiara, concluyó con ese mismo tanteo a la inversa, tras un solitario tanto de Emmanuel Poila en el tiempo añadido. Los salomonenses sufrirían luego un revés: habían alineado en su primera cita a un jugador que no reunía las condiciones para ser seleccionado, de modo que el resultado anterior se modificó para otorgar un 3-0 a Tahití.

Papúa Nueva Guinea entrará en acción contra Tahití en marzo. Los pujantes Kapuls se están mostrando temibles a las órdenes de Flemming Serritslev, y sus dos partidos ante los tahitianos podrían tener un peso decisivo a la hora de determinar el ganador del grupo.

Fuente: FIFA.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *