Río 2016: Brasil aplastó a Honduras y alcanzó la final más deseada

El día que Neymar anotó el gol más rápido del fútbol olímpico a los 14 segundos, la ‘Verdeamarelha’ pulverizó las ilusiones ‘catrachas’ con un contundente 6-0 en el Maracaná. Así, el ‘Scratch’ se metió en su cuarta final olímpica con la ilusión de vencer a Alemania para conquistar el primer oro de su historia.

El nerviosismo brasileño duró un par de pestañeos. Los hondureños quisieron cuidar la pelota de entrada pero Johnny Palacios, el más experimentado, sucumbió a la presión alta de Neymar y el 10 se fue solo ante Buba López: definición, rebote en el arquero, rebote en el capitán y la pelota entró mansa, sin apurarse por el intenso calor del mediodía carioca (1-0, 1′). Iban 15 segundos, lo que lo hace el gol más rápido de la historia de los Torneos Olímpicos.

El partido quedó herido de muerte ahí, antes del minuto, aunque Gabriel Jesús fue el que lo liquidó tras una fenomenal asistencia del lúcido Luan (2-0, 26′). Entre un tanto y otro, los catrachos siguieron apostando a defenderse y sorprender a la contra. A diferencia del resto del certamen, no lograron hacer ninguna de las dos con efectividad.

Cuando poco después Gabriel Jesús volvió a hacer un descalabro por izquierda y definir alto ante la salida de Buba (3-0, 35′), la hinchada empezó a pedir por saldar viejas cuentas cantando “Ey, Alemania, puedes esperar, tu hora va a llegar”.

Cantos y pie en el freno
El segundo tiempo fue más entretenido en las gradas que en el campo, a excepción de un par de tiros libres de Neymar y el tanto de Marquinhos, que definió en el área chica (4-0, 51′). La torcida repasó todo el repertorio, incluyendo el himno nacional, mientras Brasil regulaba y Honduras pensaba que el bronce también es hacer historia grande y guardaba energías para el encuentro del sábado en Belo Horizonte. Demasiado calor para pensar en otra cosa con el partido definido.

En ese contexto, Luan marcó un golazo por la jugada de contragolpe entre Gabriel Barbosa y Felipe Anderson (5-0, 79′) y Weverton salvó la única clara de Honduras, un remate desde cerca de Alberth Elis. En el final, Neymar completó la media docena con un tiro penal (6-0, 90’+1)

Brasil jugará la final el sábado 20 de agosto en el estadio Maracaná ante el ganador del Alemania – Nigeria, mientras que el perdedor será rival de los catrachos por la tercera presea.

Fuente: FIFA.com

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *