Río 2016: Alemania goleó a Portugal y llegó a semifinales

Serge Gnabry #17 of Germany shoots to score against goalkeeper Varela Bruno #1 of Portugal

El elenco teutón avasalló a su par luso y se impuso por 4-0 en Brasilia para meterse entre los cuatro mejores del Torneo Olímpico de Fútbol Masculino.

En las semifinales del Campeonato Europeo Sub-21 de 2015, los portugueses habían humillado 5-0 a los alemanes. En ese equipo estaban el técnico Horst Hrubesch y los jugadores Serge Gnabry, Matthias Ginter, Timo Horn y Max Meyer. Gnabry y Ginter marcaron este mediodía, mientras que Horn fue crucial con sus paradas.

El encuentro fue entretenido desde el comienzo, con dos equipos que no tuvieron empacho en buscar el arco rival. Eso hizo que el trámite se hiciese de ida y vuelta, con los arqueros como protagonistas del duelo.

A los 40 segundos ya teníamos un indicio de lo que se vería: los extraordinarios reflejos de Horn evitaron un gol seguro del portugués Mané. Aún así, no fue la mejor atajada del periodo. Esa fue de Bruno Varela, que respondió de manera espectacular con su mano ante un remate cercano de Davie Selke.

Como ya no es sorpresa, la apertura del marcador fue en el minuto de descuento y, claro está, fue de Alemania. Brandt tomó la pelota a unos 15 metros del área, se hizo el tiempo para mirar, pensar y abrir a la izquierda, por donde entraba Gnabry. El delantero del Arsenal acomodó el cuerpo y le dio cruzado y de derecha para gritar su sexto tanto del certamen (0-1, 45’+1).

https://www.youtube.com/watch?v=TMvRuhWuRcI

Goleada reivindicatoria
El segundo prometía ser un partidazo, con Portugal yendo a buscar el empate, pero se resolvió rápido a favor de los alemanes. Ginter puso la diferencia a poco de iniciarse la etapa con un cabezazo tras un corner de Brandt (0-2, 57′) y ya fue un monólogo germano, en el que las ganas de hacer más goles remitían al año pasado.

Selke al fin pudo concretar alguna de sus muchas opciones y convirtió el tercero con un tiro rasante y esquinado, muy similar al de Gnabry (0-3, 75′) y Philipp Max, que ingresó en el segundo tiempo cerró la cuenta con un zurdazo desde el punto del penal (0-4, 87′) para lamer viejas heridas y estar a un partido de asegurarse una medalla olímpica.

Alemania jugará las semifinales el miércoles 17 de agosto en la Arena Corinthians, de Sao Paulo, ante Nigeria.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *