España y el relevo generacional

Por Víctor Díaz (@VictorVictoris3)*

La selección española de fútbol intentará pasar página lo antes posible del tremendo batacazo sufrido en el último Mundial. Un resultado más que negativo, la eliminación en la primera fase, producido no tanto por la veteranía de su columna vertebral sino, sobre todo, por el deficiente momento de forma en el que llegaron muchos de sus puntales principales.

Perdida la corona universal, la “Roja” europea comenzará la paulatina transición de efectivos que desembocará en tierras rusas, para cuando en 2018 se celebre allí la próxima edición de la Copa del Mundo.

Pero hablar a cuatro años vista parece un poco excesivo, toda vez que en ese período de tiempo pueden pasar mil cosas; aunque sí es cierto que lo más probable es que la España que afronte el próximo Mundial no se parezca absolutamente en nada no ya a la que triunfó en 2010, sino a la de hace un par de meses en Brasil. Incluyendo al seleccionador, ya que Vicente del Bosque tiene contrato hasta 2016, y cuya continuidad dependerá, en buena medida, del resultado que se consiga en la Eurocopa de ese mismo año.

Es precisamente la cita continental que se celebrará en Francia dentro de dos años el próximo punto de mira de la selección española, brillante campeona de las dos últimas ediciones. El próximo viernes, Del Bosque ofrecerá la lista de convocados para el primer partido de la fase de clasificación –que llegará después de un amistoso cuatro días antes frente a los “bleus”-, frente a Macedonia el 8 de septiembre. Una liguilla en la que también estarán Ucrania, Eslovaquia, Bielorrusia y Luxemburgo y que, con el respeto hacia todos ellos, no debería comprometer el pase de España, ya que se clasifican directamente los dos primeros, y pudiera ser también que el tercero de ellos.

Es decir, que Del Bosque tendrá tiempo de sobra como para ir perfilando el bloque que acudirá en 2016 al país vecino como primer paso para el Mundial 2018. Un bloque el cual contará seguro con algunas bajas muy significativas. La más difícil de cubrir será la de Xavi Hernández, para muchos el mejor jugador de la historia nacido en España, y eje principal de los éxitos durante el período 2008-2012.

El centrocampista del Barcelona anunció recientemente lo que todo el mundo ya se imaginaba, su retirada de la selección a sus 34 años. Todas las miradas, con respecto a su relevo, están puestas en su antiguo compañero en el Barça y ahora en el Bayern Munich, Thiago Alcántara, el hijo del mítico Mazinho. Un verdadero artista que se perdió por lesión el Mundial celebrado en el país de su padre, y que pese a sus indudables condiciones mucho tendrá que trabajar para llegar a la altura del Xavi de sus mejores años.

Otro que probablemente no llegue a Francia será Xabi Alonso, el director de juego del Real Madrid junto al croata Modric. Alonso, de 33 años y también en paulatino declive, no ha salido en rueda de prensa, a diferencia de su compañero, para poner fin oficialmente a su carrera como internacional; pero todo apunta a que poco a poco irá dejando de figurar en la relación de convocados para los pertinentes compromisos. Para sustituirle, se confía mucho en Koke, uno de los líderes del campeón nacional Atlético de Madrid, y que ya dispuso de algunos minutos –para algunos, menos de los que hubiera merecido- en Brasil 2014.

Y la tercera pata histórica ausente, con respecto al Mundial, será la de David Villa, el máximo goleador histórico de la selección. El “Guaje”, como le llaman en España, se desdijo al terminar el campeonato de su intención inicial de terminar su recorrido internacional; pero a sus 33 años y jugando esta temporada entre Australia y Estados Unidos no parece nada probable que vaya a seguir contando para un Del Bosque que maneja un buen grupo de delanteros para suplirle.

Entre los atacantes es donde quizás se encuentre la principal incógnita: el rendimiento de Diego Costa. El ex del Atlético, ya con más tiempo de adaptación al juego de toque de España, debería parecerse al que llevó al club madrileño, con sus goles, a ser campeón de liga y casi de la Champions. Para ello, además de los últimos coletazos de su ahora compañero en Londres Fernando Torres, contará con la ayuda de otros delanteros ya de reconocido prestigio en ligas extranjeras como Negredo o Llorente, así como con jóvenes promesas como el ahora “juventino” Morata –máximo goleador en la historia de la sub 21- o Jesé Rodríguez, si confirma su progresión en el Real Madrid una vez se recupere de su lesión de rodilla.

Pero para volver a pelear por los títulos también hace falta contundencia atrás, algo de lo que lo que España no presume desde las continuadas ausencias por lesión del ya retirado Carles Puyol. Con Piqué pensando últimamente más en otras cosas y Sergio Ramos hecho un titán pero sin terminar de adquirir por completo el grado de madurez necesario a sus 28 años, le haría falta a la selección encontrar un central del carácter y la capacidad de liderazgo del otrora “5” del Barça y del combinado nacional, algo que no se atisba entre las generaciones próximamente venideras.

Y por último, acerca de la portería, cada vez está más claro que el futuro es de David de Gea, el actual arquero del Manchester United. Casillas siempre será Casillas, el mejor portero español de la historia para muchos; pero el capitán, que también sobrepasa con cierta generosidad la treintena, no termina de recuperarse deportivamente del inexplicable ostracismo en el que le sumió José Mourinho hace casi dos años, y que ya arrastrara la pasada temporada pese a ser el titular en los dos torneos ganados por el Madrid, Champions y Copa del Rey. Apostaría por su presencia –aunque no seguro como titular- en la Eurocopa; pero si llegara a ésta, que a nadie le quepa la menor duda de que, salvo un milagro, sería el último campeonato para el jugador que, con 156 hasta la fecha, es quien ha vestido más veces la camiseta de España. En Rusia, si nada se tuerce, el arco español debería ser para De Gea.

 

*Víctor Díaz es periodista y licenciado en Filología Hispánica por la Universidad de Sevilla (España). Ha trabajado en la Cadena Cope (servicios informativos) y, actualmente, es director de contenidos de Sigue a la Roja (www.siguealaroja.es) página web dedicada a la selección española de fútbol. Además, también colabora, en deportes, con otros medios “online” como Diario Siglo XXI o Crónica de un Pueblo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *